Mujer Minera

Taller entrada a la minería para mujeres de la provincia de Huasco

El Programa Semillero de Talentos para la Minería entrega los lineamientos al mundo laboral, actualizados a las necesidades de la industria minera.

En Chile, las mujeres representan un 48% de la fuerza laboral, cifra importante, pero que no refleja la realidad de todos los sectores de la economía. En particular, la minería está en deuda en ese punto: la fuerza laboral femenina está estancada en un 7,9% desde hace unos años y, a pesar de los esfuerzos de las compañías mineras, la tendencia no cambia.

Según el estudio “Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena 2017”,elaborado por el Consejo Minero en conjunto con Fundación Chile. La baja participación de la mujer en esta industria no es sólo cuestión de preocupación en Chile; países como Australia y Canadá llevan años estudiando el tema e implementando distintos incentivos que les ha permitido aumentar el número de mujeres en sus faenas,alcanzando un 16% y un 20% de participación femenina respectivamente.

Estos indicadores muestran que aún nos queda mucho por avanzar. Pero ¿sabemos cuáles son los motivos que nos han impedido como país aumentar ese porcentaje?

El principal obstáculo para ingresar a la minería es la propia cultura del trabajo y el sistema de la industria. La lejanía de las faenas y la jornada por turnos dificultan, para las mujeres con responsabilidades familiares, conciliar el trabajo con su vida personal, obstaculizando la posibilidad de que ellas puedan hacer una carrera en este sector. En Australia, un estudio de Mineral Council señala que un 42% de las mujeres renuncia a su trabajo en minería por falta de flexibilidad laboral o incompatibilidad del empleo con su vida personal.

Un segundo punto inhibidor es que en minería persiste un liderazgo tradicional. Muchos trabajadores de las empresas mineras no están familiarizados a desempeñarse con mujeres y tienden a reducir los espacios para que ellas puedan demostrar sus capacidades, lo que dificulta su avance profesional. Un estudio canadiense de la Universidad de Carleton (2012) mostró que muchas mujeres sintieron que algunos directivos masculinos son menos tolerantes con las responsabilidades familiares de ellas.

 La Inclusión de la mujer en la minería es hoy una realidad; en muchas faenas mineras de nuestro país, la necesidad del capital humano femenino es creciente, pero la oferta es escasa.

Por lo anterior, ONG Dejando Huellas & OTEC Strenuus, a través del Taller Entrada a la Minería, otorga a Mujeres que desean incorporarse al rubro minero, los espacios para desarrollar y fortalecer el “Autoestima”, la “Autoconfianza” y la Autogestión” desde la identificación y reconocimiento de condiciones sociales de riesgo que invalidan y desvalorizan a una persona con la determinación de construir un Plan de Vida capaz de enfrentar los procesos de sociabilización desde un rol protagónico.

METODOLOGÍA DE TRABAJO.

El Taller de Mujeres del Programa Semillero de Talentos para la Minería está orientado a desarrollar un conjunto de habilidades reconocidas por el sector productivo, las cuales, son definidas por el Nivel 1 del Marco de Cualificaciones del Consejo de Competencias Mineras como indispensables para un desempeño exitoso en el mundo del trabajo.

El Taller es el puntapié inicial para las personas que desean emprender un camino laboral en el sector minero porque se pueden conocer los procesos básicos de una operación extractiva y observar las medidas de seguridad con que trabaja la gran minería. En dicho espacio se busca transmitir a los participantes la importancia de la seguridad en minería, los diferentes usos de los minerales, el cuidado del medio ambiente en la explotación minera y la importancia de esta industria para Chile.

Los módulos del Taller son dictados por integrantes de la ONG Dejando Huellas, quienes son instructores calificados y profesionales activos en la industria, y comprometidos con el desarrollo del Capital Humano.
Los Instructores, basan su metodología de transferencia de competencias promoviendo la “autoconfianza”. De esta manera, el “Aprender Haciendo y Aprender Fracasando” se experimenta desde la ejecución de actividades, tales como: expositivas y motivacionales (speak), prácticas (dinámicas y ejercicios) y participativas (terapias holísticas de respiración, cuencos de cuarzo y creación de realidades), con énfasis en el desarrollo socioemocional y alineación entre ámbito formativo y laboral desde la transferencia de las experiencias de los instructores en la industria, logrando en los participantes:

– Reconocer sus habilidades.
– Modificar la victimización por el agradecimiento.
– Enfrentar miedos y crear realidades.
– Incentivar el auto aprendizaje.
– Desarrollar conductas vinculadas al emprendimiento.
– Comprender el valor del trabajo.
– Visualizar la importancia del desarrollo permanente.
– Generar instancias para orientar aptitudes e inclinaciones vocacionales y motivarse a realizar  emprendimientos concretos.

¿Te interesa? Si cumples los siguientes requisitos, postula aquí

  • Lincencia de conducir Clase B
  • Enseñanza media completa
  • Edad entre 25 a 40 años

Fotografía: Gentileza de http://ongdejandohuellas.cl

TAGS: Huasco   mineria   mujer   mujeres   ONG Dejando Huellas   
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS