Reportajes

ABB lidera el camino hacia el futuro industrial autónomo

ABB está escribiendo el futuro hacia sistemas industriales autónomos capaces de adaptarse y aprender en situaciones cambiantes

Mientras la reunión anual del Foro Económico Mundial de Davos de 2019 puso de relieve una nueva era de mayor cooperación global, una ulterior evolución de la cuarta Revolución Industrial — los sistemas autónomos — se postula como la tecnología clave que influirá en nuestro futuro a la hora de movernos, producir, trabajar, vivir y usar la energía.

En el mundo actual de cambios tecnológicos y digitalización sin precedentes, ABB está escribiendo el futuro hacia sistemas industriales autónomos capaces de adaptarse e, incluso, de aprender en situaciones cambiantes. Estos nuevos sistemas darán lugar a una mejora de la productividad, la eficiencia energética y la seguridad.

ABB está impulsando el desarrollo de tecnologías autónomas cada vez más sofisticadas, que transformarán la industria al permitir una visibilidad y un control sin precedentes sobre las máquinas, fábricas y sistemas. Así, ABB seguirá aportando un valor demostrado a los clientes con profundos conocimientos especializados en su campo, con soluciones integradas y con la oferta digital de ABB Ability™.

Inversión en fábricas del futuro y transporte marítimo autónomo

Como líder en tecnología pionera en industrias digitales, ABB va a invertir 150 millones de dólares en construir en Shanghái la fábrica de robótica más automatizada y avanzada del mundo. La nueva instalación contará con un centro de I+D en el que científicos e ingenieros del departamento de ABB Corporate Research trabajarán para acelerar innovaciones de vanguardia en el campo de la IA industrial.

ABB ya está permitiendo el funcionamiento de una de las fábricas del futuro más avanzadas del planeta: la Industria 4.0 de ABB en Heidelberg, Alemania, que fabrica interruptores automáticos empleando robótica avanzada, conectividad y digitalización, con eficiencias que triplican el número de variantes de productos en comparación con lo que se podía fabricar antes.

A medida que avanzan las tecnologías autónomas, el sector marítimo se presenta como una de las oportunidades de mercado. Hace poco, ABB dio un gran paso adelante en el transporte marítimo autónomo. En una innovadora prueba remota, la primera del mundo para un ferry de pasajeros existente, el ferry de clase de hielo Suomenlinna II fue pilotado a distancia por el puerto de Helsinki. Esto es una demostración muy válida de que la supervisión humana de barcos es factible desde cualquier lugar, y supone un primer paso hacia un futuro de buques portacontenedores totalmente autónomos.

ABB está explorando otras áreas en las que los sistemas autónomos pueden aportar valor. En el sector del petróleo y el gas, donde el componente de la seguridad resulta crítico, es fundamental reducir el número de personas in situ por razones de seguridad. Los sistemas autónomos, que permiten una operación a distancia, ayudarían a lograr dicho objetivo. ABB también está llevando la minería al siguiente nivel con una hoja de ruta de automatización cada vez más avanzada con el fin de optimizar los procesos en tiempo real. A medida que las minas se automaticen, digitalicen y conecten, el beneficio final podrían ser minas con plena autonomía que no necesiten personas bajo tierra.

ABB propicia las industrias digitales

En todas las industrias, la oferta digital de ABB Ability™ está bien posicionada para llevar las tecnologías autónomas más lejos. Las soluciones ABB Ability™ se basan en datos de sensores inteligentes y aplican software sofisticado para evaluar continuamente el estado de los sistemas y proporcionar alertas predictivas. Estas capacidades serán un habilitador clave de las plantas industriales autónomas.

La creciente red global de Centros Colaborativos de Operaciones de ABB Ability™ marca el camino hacia el futuro brindando apoyo para la toma de decisiones basada en datos -recomendando acciones que luego autoricen personas -, lo cual se considera el primer paso hacia unas operaciones plenamente autónomas. Unos sensores inteligentes y sistemas de operación crítica emplazados in situ transmiten al Centro de Operaciones Colaborativas datos sobre la salud y el rendimiento de los equipos. Allí, el software realiza análisis de datos avanzados. En colaboración con los clientes, los expertos de ABB en la materia evalúan los resultados, dando pie a recomendaciones que destapen problemas potenciales, aconsejando sobre mantenimientos preventivos y determinando las formas de mejorar el rendimiento. La información obtenida de estas operaciones globales ayudará a los investigadores de ABB a comprender mejor la dinámica y los matices inherentes a una toma de decisiones automatizada. Esto supondrá una valiosa contribución al desarrollo de sistemas capaces de lograr una autonomía cada vez mayor.

El liderazgo en sistemas autónomos requiere una gran apuesta por la IA industrial. En ese sentido, ABB se mantiene a la vanguardia, ya sea llevando a cabo investigaciones internas o colaborando con empresas emergentes especializadas en inteligencia artificial a través de su unidad de capital de riesgo, ABB Technology Ventures. A nivel interno, los científicos e ingenieros de los nueve centros de investigaciones corporativas que ABB tiene en siete países están trabajando muy duro en la IA industrial.

La tecnología autónoma ampliará el potencial humano

Es importante destacar que los sistemas autónomos y la IA industrial revolucionarán el trabajo, pero no sustituyendo a las personas, sino aumentando las capacidades cognitivas humanas para amplificar nuestro potencial. Podemos imaginar ese futuro a partir de lo que ya vemos hoy: los sistemas de automatización más avanzados ya permiten que muchas operaciones y procesos se ejecuten sin intervención humana en condiciones normales. Esto ha permitido a las personas "mejorar sus aptitudes" de manera eficaz, cambiando su enfoque hacia las tareas más complejas y menos estructuradas.

En la fábrica del futuro, los sistemas autónomos ayudarán a los operarios a tomar mejores decisiones con rapidez. Esto liberará al personal experto de tareas mundanas y repetitivas, permitiendo que se centren en actividades de mayor calado. A corto plazo, los humanos y los sistemas autónomos colaborarán, quedando la decisión final en manos de las personas.

En la fábrica autónoma del futuro, la gente trabajará codo con codo con los robots colaborativos. La combinación de sistemas autónomos, IA industrial y robots colaborativos como YuMi® de ABB permitirá a los clientes de ABB fabricar una gama más amplia de productos personalizados que serán necesarios para tener éxito en la era de la globalización 4.0. Y lo harán de manera más eficiente, económica y, lo que es más importante, compatible con el medio ambiente, utilizando nuestros valiosos recursos sin consumir el mundo.

TAGS: ABB en Chile   autonomía   cuarta Revolución Industrial   electromovilidad   
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

OTRAS NOTICIAS