Columnistas

Alternativas de energía para vehículos a combustión interna

Opinión de Erwin Plett, Socio Gerente de Low Carbon Chile

Hoy la amenaza central a nivel mundial es la alta concentración de contaminantes. Y una de las fuentes emisoras que registra mayor contaminación de Óxidos Nitrógeno es el sector de transporte por los vehículos diésel y todas las fuentes fijas que consumen combustibles fósiles. A nivel mundial, se han implementado políticas para disminuir la concentración de contaminantes, que se enfocan en tener nuevas alternativas de fuentes de energía limpia. La electromovilidad cumplirá un rol fundamental y se encuentra en pleno desarrollo, también en Chile. Pero aún estamos a décadas del reemplazo total.

Se necesitan tecnologías de transición para minimizar el impacto de estos motores Diesel obsoletos. Estamos ante el fin de la era del petróleo, principalmente por sus efectos negativos en la salud, y el pésimo aprovechamiento de esta excelente materia prima. En tanto, arremeten las fuentes de energías renovables. La producción anual de electricidad a nivel mundial se podría cosechar teóricamente en sólo una semana de energías renovables: solar, geotérmica, eólica, y maremotriz que se pueden utilizar en calor, refrigeración, electricidad, y energía para transporte.

Chile se está preparando para masificar el transporte eléctrico a largo plazo, pero debemos buscar otras alternativas de combustibles, con tecnologías intermedias para minimizar el impacto ambiental actual. Con tecnologías de transición y materias primas que no sean provenientes del petróleo, se puede hacer síntesis de Diesel, bencina y alcoholes a partir de materias primas renovables (biomasa) y así “hacer andar” los vehículos de todo tipo sin utilizar petróleo. Estos combustibles se pueden fabricar en Chile, descarbonizando la matriz energética nacional.

Para la electromovilidad se utilizarán sistemas híbridos, baterías y celdas de combustible. Pero lejos lo más económico es ahorrar combustibles utilizando aditivos como nano-emulsiones, basadas en procesos físico-químicos de mezcla de combustible fósil, bio-materia prima, agua y productos químicos específicos que permiten crear aditivos renovables de segunda generación. El futurista manejo autónomo de vehículos reducirá el consumo considerablemente y hay fuertes apuestas a que esto será muy lucrativo.

Están también las tecnologías de transición para producir combustibles líquidos sintéticos para motores de combustión interna: Etanol, Biodiesel, y productos sintetizados con el proceso Fischer-Tropsch, además de la síntesis de Dimetileter, DME que es un excelente reemplazo del Diesel. Interesante es el actual desarrollo del uso de biomasa para obtener combustibles líquidos con lo que se reduce el uso de combustibles fósiles y el transporte se hace más sustentable. La materia prima para la producción del gas de síntesis hasta llegar finalmente a la síntesis de los combustibles líquidos son el carbón, el gas natural y la biomasa agrícola, forestal, o acuícola. Finalmente ¿somos un país pobre o rico en energía?. Los proyectos más rentables son los ahorros por eficiencia energética, unas cuatro veces más rentables que el uso de energías renovables.

TAGS: energía   vehículos   
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

OTRAS NOTICIAS